Skip to content

La guarda paga – Pauillac 1995

28/08/2009

Tuvimos el privilegio de probar tres vinos de la AOC Pauillac (Burdeos)de la afamada cosecha 1995. La cata nos revelo un estilo, una aire de familia marcado entre las tres botellas, cada una con carácter especial. La elegancia y sobriedad subyacen.

Los vinos se decantaron una hora antes del incio de la cata.

pauillacs_etiquetas_mod2

Les Forts de Latour 1995: el vino más listo para tomar de los tres. Con fruta más evidente en nariz y estructura más afilada. En 3 o 4 años seguirá en plenitud.

Château Pichon-Baron 1995: impenetrable y austero al comienzo. Se fue abriendo con los minutos dejando expresar todo su potencial. Taninos potentes pero nobles. Con esa dureza que no es verdor. Seguramente alcanzará su pico en unos diez años.

Château Lynch Bages 1995:  ya se expresa con elegancia y complejidad a pesar de su fuerza. Incluso va revelando una arista frutal que lo hace muy equilibrado pero con una larga vida por delante.

Esta cata nos devuelve al pasado y no hace entender el gran placer de la guarda. Todos estos ejemplares pedían comida. Son vinos fantásticos que tienen como función natural acompañar grandes platos y realzarlos. No sé si Burdeos cambió mucho en los últimos años por calentamiento global, exigencias del mercado, seguimiento de tendencias o parkerización de estilos, pero esta cosecha merece buscarse para conocer de qué se trata la fama de de esta región. Muchos vinos que siguen la vertiente tradicional tuvieron el modelo bordelés.

En nuestro grupo de cata, que comenzó en 1996, probamos muchos vinos de este estilo y nuestra predilección por vinos añosos se mantiene. Pasaron Weinerts, Don Melchores,  Branaire Ducru del 70, Lafleur Pétrus, La Lagune, entre los que vienen a mi mente.  Pero no somos fundamentalistas. No tenemos militancias eno-ideológicas. Ni siquiera nos interesa tener la razón. Tratamos de disfrutar y entender los vinos que vamos compartiendo. Claro que tenemos afinidades y preferencias como grupo y también gustos individuales, pero estamos abiertos a todo tipo de expresiones y probamos diversas regiones y estilos. Pero al final, lo que siempre queda, es el placer de compartir y el vino es un estupendo pretexto para pasarla bien.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: